Los folletos publicitarios

Los folletos son como cartas de presentación de una empresa. Además de comunicar alguna información comercial concreta sirven para transmitir, reforzar y garantizar una imagen corporativa de empresa o de la marca concreta, con la finalidad de efectuar un BUZONEO domiciliario. Los flyers con buen diseño gráfico y acabado de impresión comunican mucho mejor porque invitan a ser leídos y a realizar alguna acción de compra. El flyer sirve para darnos mensajes de interés de la empresa, productos, servicios, ofertas con gancho.

La elección del formato y tipo de doblado del folleto condiciona la organización informativa, influyendo en su acabado final. Según la extensión del contenido del folleto, el target al que se dirija y el presupuesto con el que dispongamos para su impresión y buzoneo escogeremos un tamaño u otro, un tipo de plegado u otro y un acabado apropiado.

Tipos de folletos o flyers

Folletos según el número de páginas

  • Flyers: una única hoja sin plegado e impresa por una cara o por las dos. Las dimensiones más habituales acostumbran ser cuadrados o rectángulos básicamente A6, A5, y A4. Es el tipo de folleto más empleado en el buzoneo
  • Dípticos: folletos con plegado en 2 partes (4 páginas).  Más información en nuestro post qué es un díptico.
  • Trípticos: folletos con plegado en 3 partes (6 páginas)
  • Cuadrípticos: folletos con plegado en 4 partes (8 páginas).
  • Polípticos: folletos con plegado de más de 4 cuerpos

Folletos según la forma de plegado

  • Folleto con plegado tipo ventana, se usa básicamente para cuadrípticos.
  • Folleto con plegado tipo acordeón: consta de dos o más pliegues paralelos. Permite el plegado de varias páginas.
  • Folleto con plegado envolvente: formado por una serie de pliegues que se doblan varias ocasiones sobre sí mismos.
  • Folleto con plegado en cruz: Se puede imprimir por una o bien por las dos caras y son los más complejos a la hora de montar el contenido.