Octavilla en publicidad ¿Qué es?

Una Octavilla hace referencia, a un papel de pequeñas dimensiones, en concreto a la octava parte de una hoja de dimensión DinA-4. La resultante de esa división en ocho partes, dará el tamaño de la octavilla, lo llamaremos Din.6 o A-6, y sus medidas exactas son de 105 x 148 milímetros.

En el buzoneo, los A6 se emplean para la impresión de publicidad y folletos de muy diversas clases.

Como se usan los Din.6 en publicidad

Al tratarse de un soporte de tamaño pequeño, el A6 resulta muy fácil de leer, y su mensaje es igualmente muy rápido de captar y memorizar. Se reparte con mucha facilidad, no molesta es ideal para un buzoneo masivo.

En buzoneo se emplea mucho para la difusión de determinados mensajes, que han de ser breves y resumidos, dado el escaso tamaño no podemos hacer demasiados alardes. La octavilla se suele emplear básicamente en situaciones como:

  1. Por sus pequeñas dimensiones, la octavilla se utiliza frecuentemente para llevar a la práctica el buzoneo (repartir folletos en los buzones de las casas). Cuando una empresa tiene que dar a conocer un producto o un servicio determinado, o bien ofertas promocionales concretas, el empleo de los Din.6 resulta muy eficaz a la par que económico.
  2. Los A6 son también de un tamaño idóneo para la impresión de los flyers, se trata, de los folletos que se utilizan en diversos establecimientos donde se publicitan ofertas y todo tipo de promociones de corta y larga duración. Esta publicidad se puede entregar también en mano a las personas que pasan cerca de nuestro negocio, a modo de publicitación de los servicios y ofertas que ofrecemos a nuestros clientes potenciales.
  3. Con frecuencia también podemos encontrar octavillas en los parabrisas de los coches aparcados en la vía pública. Su tamaño es ideal para este cometido

Pero debido a su pequeño tamaño, no todo se puede imprimir con las octavillas. Cuando se va a imprimir mucho texto, o hay muchos artículos a introducir, o mucha información a publicitar, los clientes tienen que hacer uso de tamaños más amplios, como el A-4 o el A-5.